Loading...

Blog


Samsung Galaxy Watch5 y Watch5 Pro, dos nuevos relojes con WearOS que ponen el foco en la salud

Blog Solucionix

MEMORIA ADATA MICRO SDHC 8GB CLASE 4 C/ADAPTADOR

MEMORIA ADATA MICRO SDHC 8GB CLASE 4 C/ADAPTADOR
Marca: ADATA
Codigo de fabricante: AUSDH8GCL4-RA1
Existencia: 49 (0)
 $ 67.39 Pesos neto
Promoción vence: Por Cantidad
 

MEMORIA ADATA 16GB USB 2.0 C906 NEGRO

MEMORIA ADATA 16GB USB 2.0 C906 NEGRO
Marca: ADATA
Codigo de fabricante: AC906-16G-RBK
Existencia: 1 (0)
 $ 70.07 Pesos neto
Promoción vence: Por Cantidad
 

MEMORIA QUARONI16GB USB PLASTICA USB 2.0 COMPATIBLE CON ANDROID/WINDOWS/MAC

MEMORIA QUARONI16GB USB PLASTICA USB 2.0 COMPATIBLE CON ANDROID/WINDOWS/MAC
Marca: QUARONI
Codigo de fabricante: QU-01
Existencia: 0 (3161)
 $ 70.07 Pesos neto
Promoción vence: Por Cantidad
 
 

Samsung Galaxy Watch5 y Watch5 Pro, dos nuevos relojes con WearOS que ponen el foco en la salud

Los nuevos Samsung Galaxy Watch5 y Galxy Watch5 Pro son una realidad, y aterrizan en el mercado con la idea de aportar mejoras y novedades interesantes con respecto a la generación previa, que sirvió para asentar las bases de la nueva era de Samsung en lo relativo al territorio de los wearables.

La familia Watch5 se bifurca en dos variantes, tal y como sucedió en la generación anterior con los Watch4 y Watch4 Classic.

Las principales diferencias entre ambos modelos las encontramos en los apartados del diseño, sus capacidades en cuanto a funciones de monitoreo de salud y actividad, y la duración de la batería.

El Samsung Galaxy Watch5 conserva la esencia del Galaxy Watch4, con un diseño simple que apuesta por unos bordes rectos en su caja de aluminio, pantalla circular plana y correa de silicona intercambiable. El reloj está disponible en dos tamaños: 40 y 44 milímetros.

Por su parte, el Galaxy Watch5 Pro es el modelo más enfocado en la actividad deportiva, disponible en un único tamaño de 45 milímetros, también con pantalla plana y bordes rectos, si bien en este caso se utiliza acero inoxidable en lugar de aluminio para dar forma a la caja del reloj.

Todos los modelos equipan una pantalla cubierta por cristal de zafiro, de 1,19 pulgadas y resolución de 396 x 396 píxeles en el Galaxy Watch5 de 40 milímetros de diámetro, y de 1,36 pulgadas con 450 x 450 píxeles en los Galaxy Watch5 de 44 milímetros y el Galaxy Watch5 Pro. En todos los casos hablamos de una pantalla AMOLED.

En el interior de los relojes se esconde el procesador Samsung W920 que ya se utilizó en la generación previa, con 16 GB de almacenamiento interno, NFC y soporte para eSIM con 4G en algunos modelos.

Una de las principales diferencias entre las tres variantes que existen del reloj está en la capacidad de la batería. El modelo más pequeño cuenta con una pila de 284 mAh de capacidad, mientras que la versión de 44 milímetros del Watch5 aumenta su capacidad hasta los 410 mAh. 

La duración de la batería puede alcanzar y hasta superar los dos días de uso.

A la hora de pasar por el cargador, recurriremos a un nuevo sistema de carga inalámbrica capaz de alcanzar los 10 W de potencia para recargar los relojes en mucho menos tiempo de lo habitual.

Como buenos relojes enfocados a la monitorización de la salud y la actividad, los tres modelos equipan lector de frecuencia cardíaca, GPS, seguimiento automático del sueño, medición de oxígeno en sangre y ECG, así como la posibilidad de registrar decenas de tipos de ejercicios diferentes.

Además, se conserva una de las funciones más populares de la generación previa como lo es la posibilidad de calcular la composición corporal del usuario, una medida más útil y adecuada a la hora de conocer el estado de forma de una persona que el clásico índice de masa muscular.

Gracias a esta función, el reloj es capaz de determinar qué porcentaje del cuerpo es grasa, cuál es masa muscular y cuál es agua, además de obtener una estimación del metabolismo basal la cantidad de calorías que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones vitales.

Para poder calcular estas medidas, el reloj utiliza una serie de sensores de impedancia electromagnética, situados en los botones laterales y capaces de emitir una señal eléctrica a lo largo del cuerpo para medir la impedancia y generar una estimación aproximada de la composición corporal del usuario.

Una novedad interesante de esta nueva familia de relojes está relacionada con el monitoreo del sueño. En esta generación, se introduce la opción de monitorizar el nivel de oxígeno en sangre de manera constante, analizar los ronquidos y establecer hábitos de sueño, con la posibilidad de integrar el reloj con Smart Things para aprovechar la información disponible en el ecosistema de dispositivos conectados de Samsung.

Como función exclusiva de la versión Pro hay que destacar la tecnología GPX de geolocalización avanzada. Este sitema nos dará la posibilidad de monitorizar rutas y compartirlas, además ade habilitar funciones como el Camino de vuelta, que nos mostrará las indicaciones pra regresar al punto de origen tras haber finalizado una sesión de entrenamiento en exterior.

Los Galaxy Watch5 y Galaxy Watch5 Pro tienen un precio de 299 y 399 euros respectivamente en el caso del Galaxy Watch5 de 40 y 44 milímetros. El modelo con 4G LTE parte desde 349 euros.

Por su parte, el Galaxy Watch5 Pro cuesta 469 euros en su versión sin 4G, y 519 euros en el modelo con soporte para eSIM 4G.

Al margen de eso, existen versiones con conectividad 4G LTE más caras.